El Mundo de los Postres

El Mundo de los Postres

Halloween, popularizado en Hispanoamérica como La Noche de Brujas es una fiesta de fuerte raigambre histórica en los países anglosajones.

En este post les ofrecemos 4 recetas de Halloween, una fiesta en la que los pequeños son los protagonistas principales.

Se trata de recetas muy sencillas de preparar, con ingredientes fáciles de encontrar (o que ya tengamos en casa) y sin necesidad de utensilios raros.

Si te haces ayudar por los más pequeños la fiesta será seguramente completa!

Comencemos!

4 recetas de postres para Halloween la noche más terrorífica del año.

Los orígenes de Halloween.


Halloween es una fiesta de origen pagano que se celebra la noche del 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos (su versión cristiana), y que tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como Samhain (pronunciado «sow-in»), que significa «fin del verano» y se celebraba al finalizar la temporada de cosechas en Irlanda para dar comienzo al «año nuevo celta», coincidiendo con el solsticio de otoño.
Leer también: Brownie en vaso para Halloween.
Esta es una tradición primordialmente celta, por lo que se celebra en países anglosajones como Irlanda, Canadá, Australia, Inglaterra y Estados Unidos, teniendo éste último la mayor difusión mediática y cultural de la fiesta, debido a la transmisión de usos y costumbres de los inmigrantes irlandeses.

Pero también Halloween tiene cierto impacto en países como México y Colombia, donde se celebra, al igual que en los demás países, el día de hoy.

Torta Halloween de chocolate.


Divertida y a la vez terroríficamente deliciosa tarta para Halloween hecha con bizcocho de chocolate y cubierta de una rica crema de chocolate y ¡tumbas!

torta-halloween-facil-cementerio

Cupcakes decorados con telarañas.


¿Cómo hacer cupcakes decorados con telarañas Halloween? Cocina deliciosos postres temáticos que a tus hijos les encantarán.



cupcakes-halloween

Dentadura de vampiro para Halloween.


Galletas oreo, glasa teñida de rojo y trocitos de almendra es lo que necesitas para hacer estas sencillas y rápidas dentaduras de vampiro para Halloween.

dentadura-de-vampiro-para-halloween

Copa de chocolate y coulis de frambuesa para Halloween.


Una tableta de chocolate para repostería ideal para darle mayor intensidad a recetas 100% chocolateras como la tarta sacher, el brownie o el coulant



Una tableta de chocolate para repostería ideal para darle mayor intensidad a recetas 100% chocolateras como la tarta sacher, el brownie o el coulant


La receta paso a paso.



Ingredientes.

para 6 porciones
    • 100 g de Chocolate Negro 70%
    • 200 ml de nata para montar
    • 40 ml de Brandy
    • 300 g de frambuesa
    • 90 g de azúcar
    • 45 ml de zumo de limón


Leer también: Ingredientes y consejos para preparar deliciosos panqueques de frutas frescas.

Preparación.

15’

      Llevar la nata a ebullición y fuera del fuego añadir el chocolate. Remover y añadir el brandy. Remover hasta conseguir una crema.

      Verter en las copas y dejar enfriar una hora mínimo en la nevera.

      Poner en un cazo las frambuesas, el azúcar y el zumo de limón.


Cocción.

5’

      Cocer durante unos 5 minutos removiendo de vez en cuando. Triturar y colar.

      Dejar enfriar. Verter encima de la capa de chocolate y dejar en el refrigerador hasta el momento de consumir.


    Por su alto contenido en grasas y azúcar es una receta para ocasiones especiales. La mantequilla es un alimento con un alto aporte graso pero nutricionalmente interesante por ser fuente importante de vitaminas A y D, importantes para la salud ocular y del tejido óseo.



    La receta paso a paso.



    Ingredientes.

    para 6 porciones
    • 135 g de Chocolate Negro
    • 125 g de mantequilla
    • 130 g de azúcar
    • 2 huevos
    • 50 g de harina
    • 6 galletas rectangulares (36 g)


    Leer también: Ingredientes y consejos para preparar deliciosos panqueques de frutas frescas.

    Preparación.

    25’
      • Pre calentar el horno a 150º.
      • Forrar un molde rectangular de  18cm x 23cm con papel vegetal.
      • En un bol, fundir la mantequilla y 125g de chocolate troceado en el microondas.
      • Mezclar con una espátula para obtener una masa lisa y dejar templar
      • Batir los huevos con el azúcar hasta que la mezcla quede una masa blanquecina.
      • Verter el chocolate fundido sin dejar de remover.
      • Añadir la harina tamizada  y mezclar bien.

    Cocción.

    30’

      • Volcar la preparación en un molde enmantecado y enharinado y llevar a horno precalentado, moderado, durante aproximadamente 60 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.
      • Dejar enfriar y desmoldar.
      • Cortar la torta a la mitad y rellenar con la mermelada de damasco, no hace falta poner demasiado.
      • Una vez rellenada la torta cubrirla con la misma mermelada.
      • Llevar a la heladera mientras preparan la cobertura.
      • Para la cobertura
      • Derretir el chocolate a baño María con la manteca y la glucosa.
      • Bañar la torta, llevar a la heladera unos minutos y volver a bañarla para que quede bien prolija la cobertura.


      Este tradicional postre es uno de los más pedidos por los comensales a la hora de cerrar una comida. Eso sí, no puede faltar la cucharada de dulce de leche para acompañarlo y saborearlo hasta que se termine.

      El flan de huevo es uno de los platos más solicitados a la hora del postre. Es de origen español, pero la receta argentina trae un agregado que lo diferencia y lo caracteriza: se acompaña con una cucharada bien generosa de dulce de leche, algo que lo hace irresistible para los más golosos

      El ingrediente principal de un flan típico es el huevo, ya que, al cocerse al baño María, sus yemas se cuajan y toman la forma del molde, adquiriendo una textura ligera, gelatinosa y cremosa.

      Junto a los huevos, son necesarios otros ingredientes que le aportan sabor: generalmente, se trata de leche cocida con vainilla, canela o cáscara de limón; aunque también existen recetas que utilizan zumos y compotas de frutas, chocolate fundido, café, queso cremoso o yogur.

      Existen muchas otras variaciones que incluyen almendras, pistacho, cajeta, limón y otras variedades de frutas; antiguamente había recetas con pimienta y miel, así como otro muy peculiar elaborado con azúcar, queso, almendra, pescado, canela, espinaca y crema pastelera.

      Es tradicionalmente cocinado en baño María con caramelo en la capa inferior (superior al servirlo).

      Una vez terminada la cocción el molde es invertido, quedando cubierto el flan con el caramelo. También puede ser preparado con flan instantáneo industrial, el cual lleva una preparación similar a la de la gelatina.

      Variantes.

      En Sudamérica es común acompañar el flan con dulce de leche, aunque también hay quien lo prefiere con crema o bien con ambos complementos,denominándose este postre flan mixto.

      En Perú existe una variante denominada «crema volteada»,2 que es un flan al que se le añade, además de los ingredientes básicos, leche condensada durante la mezcla de los elementos.

      También en ocasiones se le añade frutas locales, como lúcuma, chirimoya, guanábana o granadilla.2​ Por otro lado, también existe la «leche asada», que es un flan​ que se hornea en moldes individuales sin caramelo. Sus características principales son una fina capa crujiente tostada en la parte superior y que no se desmolda.

      No se considera un postre casero, sino de restaurante o de fuente de soda.

      En Nápoles, estas pequeñas y sabrosas galletas son un acompañamiento tradicional del café espresso. Investigué un poco para encontrar la mejor receta y, en el proceso, descubrí bastantes variaciones y algunos nombres diferentes. Esta versión es dulce, pero también encontré algunas saladas (con pimienta negra e, incluso, con cebolla) que se sirven como acompañamiento de una sopa. En Nápoles, se llaman taralli o frizelli. Encontré una versión siciliana denominada cuddureddi. Esta es mi favorita, y estoy seguro de que también le encantará.



      La receta paso a paso.



      Ingredientes.

      para 26 galletas

      Para la masa.

      3½ tazas de harina blanca
      ½ cucharadita de sal
      2½ cucharaditas de levadura en polvo
      2½ cucharaditas de bicarbonato de sosa
      6 cucharadas de azúcar
      la ralladura de 1 limón
      6 cucharadas de mantequilla reblandecida
      1 taza de leche
      2 huevos grandes
      2 cucharaditas de extracto de vainilla el zumo de 1 limón


      Para el glaseado.

      2 tazas de azúcar en polvo
      la ralladura de ½ limón
      el zumo de ½ limón
      2 cucharadas de leche
      Precaliente el horno a 180°C.

      Leer también: Ingredientes y consejos para preparar deliciosos panqueques de frutas frescas.

      Preparación.

      60

        PARA PREPARAR LA MASA:
        Mezcle la harina, la sal, la levadura en polvo, el bicarbonato de sosa, el azúcar y la ralladura de limón en un cuenco. Forme un hueco en el centro y añada la mantequilla, la leche, los huevos, la vainilla y el zumo de limón.

        Bata a mano con una cuchara de madera, o durante menos de 1 minuto con una batidora, hasta que todos los ingredientes se mezclen y obtenga una masa pegajosa.

        Extienda la masa, de cucharada en cucharada, en bandas de 25 cm de largo.

        Córtelas por la mitad, disponga las mitades una al lado de la otra y entrelácelas para formar una rosca. Moldee las roscas en forma de aros. Coloque una lámina de papel parafinado en una bandeja de horno y disponga los aros encima. Hornéelos durante 15 minutos o hasta que estén ligeramente dorados. Retírelos del horno y déjelos enfriar en la bandeja de horno.

        PARA PREPARAR EL GLASEADO:
        Bata todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Bañe la parte superior de cada galleta en el glaseado y extiéndalo de manera uniforme con el dedo. Deje secar el glaseado a temperatura ambiente. Una vez el glaseado esté seco, puede conservar las galletas en un recipiente hermético durante un máximo de 2 semanas.




      Feas pero buenas las clásicas galletas de la tradición napolitana.

      ¿Qué importancia tiene un nombre?

      En este caso, toda.

      Reto a cualquiera a encontrar un título de receta mejor que éste.

      Puede encontrar estas deliciosas galletas en la mayoría de las panaderías y pastelerías italianas, y también resultan fáciles de preparar en casa.



      La receta paso a paso.



      Ingredientes.

      para 26 galletas

      625 g de almendras blanqueadas enteras-ligeramente tostadas
      250 g de azúcar
      6 claras de huevo muy grandes
      1/4 cucharadita de canela en polvo
      1/2 cucharadita de extracto de vainilla
      1 cucharada de mantequilla, reblandecida 1 cucharada de harina blanca

      Leer también: Ingredientes y consejos para preparar deliciosos panqueques de frutas frescas.

      Preparación.

       20
      • Pique 375 g de las almendras muy finas con 4 cucharadas de azúcar.
      • Pique los 125 g siguientes a grosor medio y los 125 g restantes, gruesos.
      • Mezcle todas las almendras.


      Cocción.

      85’

      • Precaliente el horno a 120°C.
      • Ponga las claras de huevo en un cuenco.
      • Con un batidor de varillas (asegúrese de que está muy limpio), monte las claras a punto de nieve.
      • Continúe batiendo mientras añade gradualmente el azúcar restante y. luego, las almendras.
      • Agregue la canela y la vainilla.
      • Siga mezclando, poniendo el cuenco a luego medio durante 1 minuto para secar la mezcla.
      • Unte ligeramente con mantequilla una bandeja de horno y espolvoréela con harina.
      • Disponga montoncitos (del tamaño de 2 cucharadas) de masa en la bandeja, separados 2,5 cm unos de otros.
      • Hornee durante 45 minutos.
      • Suba la temperatura del horno a 150°C y prosiga la cocción durante 40 minutos más.
      • Retire las galletas de la bandeja y déjelas enfriar antes de servirlas.

    • La torta Sacher, en alemán Sachertorte es una tarta de chocolate típica de Austria.


      Consiste en dos planchas gruesas de bizcocho de chocolate y mantequilla separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados.


      El chocolate que cubre la tarta permite que se conserve durante períodos largos.


      Tradicionalmente, se suele acompañar de nata montada (crema chantilly).



      La receta paso a paso.



      Ingredientes.

      para 4 porciones

      150 gramos manteca
      150 gramos azúcar
      150 gramos chocolate semiamargo
      60 gramos azúcar impalpable
      6 huevos
      90 gramos harina de trigo 0000
      50 gramos Maizena
      sal
      Para el relleno y cobertura
      1 pote mermerlada damasco
      250 gramos chocolate amargo
      160 gramos manteca
      1 cucharadita(s) glucosa líquida


      Leer también: Ingredientes y consejos para preparar deliciosos panqueques de frutas frescas.

      Preparación.

      30
      • Derretir la manteca con el chocolate y agregarle las yemas mezcladas con el azúcar impalpable.
      • En un bowl a parte, batir las claras a nieve con el azúcar común.
      • Una vez que están a punto incorporarlas a la mezcla del chocolate con movimientos envolventes.
      • De la misma manera agregar la harina, la Maizena y una pizca de sal.

      Cocción.

      60’

      • Volcar la preparación en un molde enmantecado y enharinado y llevar a horno precalentado, moderado, durante aproximadamente 60 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.
      • Dejar enfriar y desmoldar.
      • Cortar la torta a la mitad y rellenar con la mermelada de damasco, no hace falta poner demasiado.
      • Una vez rellenada la torta cubrirla con la misma mermelada.
      • Llevar a la heladera mientras preparan la cobertura.
      • Para la cobertura
      • Derretir el chocolate a baño María con la manteca y la glucosa.
      • Bañar la torta, llevar a la heladera unos minutos y volver a bañarla para que quede bien prolija la cobertura.





      La receta paso a paso.



      Ingredientes.

      para 18 unidades.

      2 huevos

      200 gr. de harina

      500 ml. de leche

      1 cda. de polvo leudante

      1 pocillo de Aceite Puro de Girasol Natura

      6 cdas. de mermelada de durazno reducida en azúcares

      2 mangos

      2 kiwis

      Leer también: Ingredientes y consejos para preparar un delicioso pastel de queso italiano (Crostata di Ricotta)

      Preparación y Cocción.

      30
      • Tamizar la harina con el polvo leudante. Batir los huevos e incorporar en forma de lluvia el tamizado de ingredientes hasta obtener una mezcla suave y sin grumos.
      • Lubricar una sartén con 1 cda. de Aceite Puro de Girasol, verter un cucharón de mezcla y cocinar.
      • Una vez que esté ligado y comience a despegarse dar vuelta el panqueque y terminar la cocción del otro lado, reservar. Repetir operación hasta terminar la mezcla.
      • Pelar y cortar las frutas en finas láminas. Colocar cada panqueque sobre un plato, untarlo con la mermelada y disponer la fruta alternadamente, doblarlo al medio y espolvorearlo con azúcar impalpable sugar free.

      En realidad el nombre del dulce las Mentireas de la Abuela (Le Bugie della Nonna) es inversamente proporcional a su significado. Es decir no premia la mentira sino la verdad.


      En los hogares napolitanos, estas cintas dulces de pasta son muy apreciadas, y muchas abuelas las utilizan para recompensar a los niños por haberse portado bien.


      La cultura popular siempre las ha llamado así, pero lo que está bien claro su origen napolitano.


      Nápoles es uno de los mejores destinos para comer en Italia, y de este lugar, como no podía ser de otra manera,  provienen también los mejores postres.



      La receta paso a paso.



      Ingredientes.

      para 18 unidades.

      2 ¼ tazas de harina blanca
      4 cucharadas de mantequilla reblandecida
      1 huevo grande
      2 cucharadas de azúcar
      una pizca de sal
      5 cucharadas de vermut dulce
      aceite vegetal para freír
      azúcar en polvo

      Leer también: Ingredientes y consejos para preparar un delicioso pastel de queso italiano (Crostata di Ricotta)

      Preparación y Cocción.

      30
      • Ponga la harina en un cuenco y corte la mantequilla en él.
      • Añada el huevo, el azúcar, la sal y el vermut, y mezcle con una cuchara de madera o una batidora: bala hasta obtener una masa homogénea, bastante espesa.
      • Cubra el cuenco con film transparente y déjelo en el frigorífico 2 horas.
      • En una superficie ligeramente enharinada, extienda la masa hasta dejarla en 0,3 cm de grosor.
      • Con una rueda dentada, corte tiras que midan 2,5 cm de ancho por 20 cm de largo y átelas en forma de lazos.
      • Vierta el aceite en una olla hasta cubrir 5 cm de alto y caliéntelo a fuego medio.
      • Compruebe la temperatura del aceite vertiendo un poco de masa en él; si la masa chisporrotea y flota de inmediato, el aceite está listo.
      • Fría los lazos en el aceite, dos o tres cada vez, hasta que se doren por todos los lados.
      • Escúrralos sobre papel de cocina, espolvoréelos con azúcar en polvo y sírvalos.

      En el sur de Italia y sobre todo en Sicilia, observará que los postres se suelen centrar en fiestas religiosas, tanto si son caseros como comprados en las pastelerías o en los puestos callejeros de las ferias. En este capítulo, ofrezco varios ejemplos, como los Sfince di San Giuseppe y los Bollos de Pascua.

      Por lo general, en toda Italia los postres son simples, sencillos, no excesivamente complicados. Si bien los italianos adoran sus pasteles y sus pastas, que verá expuestos con orgullo en los escaparates y las vitrinas de las pasticcerie (“pastelerías”), es muy probable que una sencilla comida casera termine con un cuenco de fruta fresca o, tal vez, una macedonia. En el sur, muchos de los postres son fritos y contienen abundante queso ricotta, que proporciona una textura fina y la suntuosidad de la leche a los rellenos para pasteles, cassatas y cannoli.



      La receta paso a paso.



      Ingredientes.

      para 6 personas.

      Para la masa.

      1 ½ taza de harina blanca
      1/3 taza de azúcar
      1 huevo muy grande + 1 yema de huevo
      6 cucharadas de mantequilla cortada en dados pequeños

      Para el relleno.

      55 g de piel de fruta confitad55 g de piel de fruta confitada variada cortada en dados (véase Nota)
      55 g de sultanas
      ½ taza de ron claro
      85 g de almendras enteras blanqueadas
      3 huevos muy graneles
      420 g de queso ricotta
      la ralladura de 1 limón
      la ralladura de 1 naranja
      7 cucharadas de azúcar
      3 cucharadas de harina blanca


      Leer también: Las natillas son un postre lácteo muy extendido en la gastronomía española.

      Preparación.

      20

      PARA PREPARAR LA MASA:

      • Mezcle la harina y el azúcar en un cuenco y forme un hueco en el centro.
      • Ponga el huevo, la yema de huevo y la mantequilla en el hueco.
      • Con una cuchara de madera, mezcle todos los ingredientes hasta que se incorporen.
      • No mezcle en exceso.
      • Cubra la masa y refrigérela durante 30 minutos como mínimo.


      PARA PREPARAR EL RELLENO:

      • Deje en remojo la piel de la fruta confitada y las sultanas en el ron durante 15 minutos.
      • Muela las almendras en un robot de cocina o con un molinillo de café hasta obtener un polvo muy fino.
      • Separe uno de los huevos y mezcle la clara con las almendras, removiendo muy bien.


      Cocción.

      • Precaliente el horno a 190°C.
      • Ponga la ricotta en un trozo de estopilla o un filtro de café y déjela unos 15 minutos dentro de un colador para escurrir el exceso de agua.
      • Bata muy bien la ricotta escurrida con los 2 huevos restantes, la yema de huevo y la ralladura de limón y de naranja.
      • Escurra la fruta confitada y las sultanas y agréguelas a la mezcla de ricotta.
      • Incorpore la mezcla de almendras y el azúcar, mezclando bien.
      • Cuando todo esté incorporado, vierta la harina.
      • Unte con mantequilla un molde de base extraíble de 22 cm de diámetro.
      • Extienda la masa refrigerada hasta dejarla en 1 cm de grosor.
      • Dispóngala en el molde engrasado, presionándola en las esquinas.
      • Deje que sobresalga el exceso de masa.
      • Reparta el relleno de manera uniforme en el fondo de masa.
      • Recorte la masa sobrante desde el perímetro del molde, extiéndala, y córtela en tiras de 0,5 cm de ancho.
      • Coloque las tiras sobre el relleno formando un enrejado (opcional).
      • Hornee el pastel durante 35 minutos y déjelo enfriar durante 30 minutos corno mínimo antes de retirarlo del molde.
      • Sírvalo frío o a temperatura ambiente.


      Ultimas recetas publicadas

      Random Recetas

      Mis Favoritos en Instagram